Coincidir en la vida con Susana es una bendición. Es ese rayito de luz, de acompañamiento humano que tanto necesité antes, durante y después de parir. Ella, con todo su Amor y cercanía (a pesar de la distancia física entre nosotras) me ofreció su tiempo y su escucha consciente. Me aportó una información actualizada sobre el embarazo, parto y postparto para vivirlo como protagonista de mi vivencia siendo responsable de mis decisiones. Su ayuda fue fundamental para conectar más con mi cuerpo-alma, con mi hija, con mi naturaleza instintiva, para reforzar mi confianza y seguridad visualizando el que sería el momento más sagrado, mágico y transformador de mi vida. Una auténtica revolución de empoderamiento. Estoy profundamente agradecida a ella por su entrega pura. La calidez de su voz y sus palabras me dieron alas para soñar con mi parto respetado. Y esto no se olvida jamás.
NOELIA -ALMERIA