En un momento muy crítico de mi vida, quiero pensar que por serendipia, conocí a Susanna, cuando iniciaba las prácticas de Coaching. Su acompañamiento, escucha y empatía, no sólo me dió una esperanza, sino que , además, supuso un punto de inflexión, tras lo cual, si bien mis pretensiones eran tal vez demasiado “optimistas o apresuradas”, ya que ciertos procesos de evolución, se basan en tiempos, me aportó, confianza en mí misma y ponerme en valor, para encaminarme, de forma constructiva, a una nueva etapa, en la que he superado no sólo mi crisis existencial, sino que he podido reconstruirme y evolucionar. Mi salud ha mejorado, así como mi forma de relacionarme. He realizado 3 certificados profesionales: Dinamización Programación y Desarrollo de Acciones Culturales, Promoción para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres y, en este momento estoy realizando el de Dinamización Comunitaria. Como decía, tal vez mis objetivos cuando conocí a Susanna eran ambiguos, o poco definidos, pero gracias al tiempo que fue su coachee, pude iniciar los pasos que me han traído hasta aquí. Susanna demostró ser paciente, constructiva, empática. Supo ponerme límites y ayudarme a que yo misma despejara la “niebla” existencial.
MARIA – MADRID